Escala Emocional – Publicado en Huellas para la Humanidad

LOS DISTINTOS GRADOS DE LA ESCALA DE TU GUÍA EMOCIONAL

Cabe decir que cada emoción emite una frecuencia vibratoria distinta, pero sería más exacto decir: Tus emociones son indicadores de tu frecuencia vibratoria. Cuando tengas en cuenta que tus emociones indican tu grado de alineación con la Fuente de Energía y que cuanto mejor te sientes más favorecerás tu alineación con las cosas que deseas, comprenderás sin mayores problemas cómo debes responder a tus emociones.

Una alineación perfecta con tu Fuente de Energía significa que sabes que:

  • Eres libre.
  • Eres poderoso.
  • Eres bueno.
  • Eres amor.
  • Eres valioso.
  • Tienes un propósito.
  • Todo está bien.

Te alienas con quien eres cuando te centras en los pensamientos que te permiten conocer tu auténtica naturaleza, pues entonces te hallas en un estado de alineación absoluta. Y la sensación que te producen esos pensamientos constituye la emoción última de la conexión. Para retomar la analogía con el indicador de combustible de un vehículo, ese estado de alineación equivale a un depósito lleno.

Dicho de otro modo, imagina un indicador o una escala graduada que indica tu mayor disposición (depósito lleno) a permitir tu alineación con la Fuente de Energía y tu menor disposición o resistencia (depósito vacío) a alinearte con tu Fuente de Energía.

Podemos describir así tu escala de emociones:

  1. Alegría/ Conocimiento/ Poder Personal/ Libertad/ Amor/ Gratitud
  2. Pasión
  3. Entusiasmo/ Ilusión/ Felicidad
  4. Expectativas Positivas/ Creencia
  5. Optimismo
  6. Esperanza
  7. Satisfacción
  8. Aburrimiento
  9. Pesimismo
  10. Frustración/ Irritación/ Impaciencia
  11. Agobio
  12. Decepción
  13. Dudas
  14. Inquietud
  15. Culpabilidad
  16. Desánimo
  17. Ira
  18. Venganza
  19. Odio/ Rabia
  20. Celos
  21. Inseguridad/ Remordimientos/ Falta de autoestima
  22. Temor/ Desconsuelo/ Depresión/ Desesperación/ Impotencia

Puesto que a menudo se utilizan las mismas palabras para describir cosas distintas o se utilizan distintas palabras para describir las mismas cosas, estas palabras para etiquetar tus emociones no se ajustan exactamente a cada persona que sienta determinada emoción. Es más, el hecho de etiquetar las emociones con palabras puede confundirte y distraerte del auténtico propósito de tu Guía Emocional

Lo importante es que trates conscientemente de mejorar la forma en que te sientes. La palabra que describa lo que sientes es lo de menos.

Un ejemplo de cómo ascender conscientemente en la escala de tu Guía Emocional

En tu experiencia ha ocurrido algo que hace que te sientas fatal. Nada te satisface, nada te parece bien, tienes la sensación de que te asfixias y cada pensamiento es tan doloroso como el anterior. La mejor palabra para describir el estado emocional más frecuente en ti es «depresión».


Si pudieras tomar la iniciativa posiblemente te sentirías mejor; si pudieras eliminar de tu mente lo que te preocupa y centrarte en tu trabajo, te sentirías mejor. Podrías centrarte en muchos pensamientos que te librarían de la depresión. Ahora bien, en estos momentos, desde el punto de vista vibratorio, no tienes acceso a buena parte de ellos. Pero si estás decidido a dar con un pensamiento, cualquier pensamiento, que te haga sentir mejor y eres consciente de la sensación que te producirá ese pensamiento, puedes empezar a ascender de inmediato por la escala de tu Guía Emocional. Se trata de un sistema que consiste en centrarte en un pensamiento, cualquier pensamiento, y valorar de manera consciente si ese nuevo pensamiento te proporciona una sensación de alivio del malestar que padecías anteriormente. Así pues, piensas y sientes y piensas y sientes con un único propósito: experimentar siquiera un pequeño alivio.

Pongamos que alguien te ha dicho algo que te ha enojado, o que alguien no ha cumplido su palabra. Cuando te centras en este desagradable tema, notas que sientes cierto alivio de tu depresión. Dicho de otro modo, pese a la ira que te invade cuando te centras en este pensamiento, ya no te cuesta respirar. La sensación de claustrofobia ha remitido y te sientes mejor.

Ahora bien, el paso crucial consiste en utilizar de manera eficaz tu Guía Emocional: detenerte y reconocer conscientemente que el pensamiento de ira que has elegido hace que te sientas mejor que la asfixiante depresión que ha sustituido. En el reconocimiento consciente de que tu vibración ha mejorado, tu sentimiento de impotencia disminuye y comienzas a ascender en la escala de tu Guía Emocional, para conectarte de nuevo con la persona que eres.

¿Cómo Ascender en la Escala Emocional?

¡Tu VIDA se desarrolla según lo que SIENTES!

Cambia tus sentimientos y tu mundo también cambiará.

Realiza el siguiente ejercicio, utilizando la ayuda que aportamos más abajo.

  1. Asunto: Escoge un asunto sobre el cual estás preocupado. Selecciona primero un asunto sencillo, el cual escribirás en el espacio ofrecido en la página 2.
  2. Describe cómo te sientes sobre este asunto. Anota varios pensamientos.
  3. Luego anota el sentimiento que concuerde con cada expresión.
  4. Punto de emoción ACTUAL: ¿cuál es tu emoción dominante en relación a este asunto?. Escoge una emoción de la Escala de emociones que describa lo que SIENTES. Este es tu punto de emoción. Partiendo desde tu punto de emoción, todos tus pensamientos te brindan alivio u oposición en relación a lo que deseas.
  5. Anota varios pensamientos que te brinden un mejor sentimiento, ascendiendo por la Escala de emociones. Por ejemplo, al subir de Impotencia a Ira, puedes pasar de “Estoy atascado y no veo como salir” a “¡Estoy enojado y no lo puedo soportar más!”
  6. Los pensamientos tienen el poder magnético de atraer pensamientos similares. Para cualquier tema, solo tienes acceso a los pensamientos que están cerca de tu punto de emoción. Cuando intentas cambiar tu punto de emoción, asegúrate de realizar pequeños cambios en cada ocasión. Por ejemplo, pasa del Desánimo a la Ira o de la Ira a la Frustración. Los cambios pequeños te permiten obtener alivio más fácilmente.
  7. Ahora escribe la emoción de cada pensamiento mejorado.
  8. En este ejercicio tenemos un pensamiento de SENTIR y este nos hace SENTIR alivio con respecto a la oposición. Si el pensamiento te hace sentir lo mismo o una emoción que se siente peor, entonces no estás yendo en la dirección correcta.
  9. Punto de emoción NUEVO: si te sientes aliviado es porque has alcanzado un nuevo punto de emoción para el asunto a tratar. Escoge una emoción de la Escala Emocional que describa mejor como te sientes AHORA. Si te sientes mucho mejor no necesitarás recurrir a la ira para establecer un puente hacia emociones más agradables.
  10. Felicítate a ti mismo por haber mostrado la habilidad de controlar como te sientes. ¿Qué es más importante que la forma en la que te sientes? Con la práctica serás capaz de acceder a cualquier emoción de la Escala Emocional.
  11. NO intentes resolver el asunto. Sin embargo, el hecho de que te sientas mejor y que ya no pienses tan seguido en el asunto acelerará una modificación en el mismo, la cual finalmente lo hará desaparecer.
  12. PRACTICA, PRACTICA y PRACTICA nuevamente la sustitución de pensamientos antiguos por otros nuevos y tu vida mejorará cada día más.

Si te gustó y encontraste útil esta publicación, compártela con otros presionando el botón deseado en “Share this”, y así otros podrán beneficiarse y nos ayudarás a elevar la calidad de vida en el planeta! También puedes compartir nuestra página web: http://huellas.com/ y página de Facebook: http://www.facebook.com/HuellasparalaHumanidad. Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s