ENERGÍA UNIVERSAL II

PRINCIPIOS PARA LOGRAR TRABAJAR EN ARMONÍA LA ENERGÍA UNIVERSAL A DISTANCIA

  1. Armonía Individual y Colectiva del Emisor (terapeuta).
  2. Armonía y Equilibrio del lugar de emisión.
  3. No intervención física ni emocional al emitir el mensaje de Amor.
  4. No juicio ni prejuicio sobre la actuación universal.
  5. Desapego total del resultado deseado.
  6. No recibir recompensas por algo que no haya cumplido el objetivo del Ser, no del Ego (recuerda el desapego al resultado deseado).
  7. Respeto y reserva con la información recibida del receptor.
Existen otros principios y objetivos a tener en cuenta en un envío de energía de amor a distancia, pero los citados anteriormente son los más básicos y esenciales para empezar a trabajar. Para tener más información, cada persona puede realizar un trabajo específico sobre el estudio metafísico de este apartado.
Una de las cosas importantes en este tipo de tratamiento a distancia es que la persona debe saber que Dios o Energía Universal no cambiarán la vida que llevan de enfermo físico o emocional sólo con desearlo, se necesita más para mejorar, es decir, se necesitará realizar un cambio total de vida empezando por:
  1. El receptor debe comprometerse a realizar un cambio de vida, sin descuidar sus cuidados físicos actuales como la medicación o asesorías profesionales médicas y psicológicas así encuentre mejoría con la Terapia a distancia.
  2. El receptor debe continuar con su terapia habitual después de cada tratamiento. Aunque sienta deseos de cambio urgentes, debe respetar el tiempo para su recuperación y comprensión de su estado.
  3. El receptor no necesita creer en nada para acceder a este tratamiento. Sólo necesita confiar en sí mismo y su fuerza de voluntad para mejorar.
  4. El receptor debe escuchar su corazón como mínimo 21 minutos al día y desapegarse de sus emociones más destructivas como es el miedo que bloquean nuestra fuerza (energía) interior.
  5. El receptor se compromete que si percibe una leve mejoría no dejará el tratamiento que tenga recetado por algún profesional. Llegará hasta el final del tratamiento con el mismo Amor y Fuerza Interior del inicio.
  6. El emisor no necesita la voluntad económica o moral del receptor del tratamiento hasta que la primera fase se haya cumplido, como es la mejoría parcial o total del atendido.
  7. El emisor y receptor tendrán comunicación constante por medios electrónicos o telefónicos para ir orientando a distancia, los procesos que surjan del tratamiento, contando siempre con el apoyo y coordinación de todos los terapeutas de su mejoría clínica y psicológica.
NOTA: Este tratamiento a distancia sólo se realizará para personas que estén en estado crítico en los aspectos físico y psicológico. Es decir, está destinado para las personas que padecen enfermedades llamadas “incurables” por la ciencia médica o por terapeutas psicológicos, dado que aquí, hablamos que la energía universal no tiene límites.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s