Energia Universal

Energía Universal Concepto

Desde la antigüedad, todas las culturas coinciden en que existe una Energía Universal que impregna y sustenta al cosmos en su totalidad como una unidad, y una de sus manifestaciones en una frecuencia de vibración más baja es la Energía Vital que anima a los seres vivos.
En India fue llamada Prana y los yoguis trabajan con el Prana mediante la respiración, la meditación y determinados ejercicios físicos para elevar su frecuencia vibratoria con la finalidad de unir al cuerpo con el alma y al hombre con Dios, y conseguir mantener unos estados alterados de conciencia que les permiten conservar la armonía, la juventud y la salud.
En China se utiliza la palabra Chi para expresar el estado de energía de algo, preferentemente de las cosas vivas, y existen muchos tipos de Chi, por ejemplo el Tian Chi es la energía celeste, el How Chi es la Energía Vital, el Ren Chi es la energía vital humana,el Go Chi es el Chi del espíritu, etc.
Existen dos fuerzas o polaridades universales, el yin y el yang, de cuya interacción surge todo lo creado y que deben estar en equilibrio. El Chi o Ki contiene el yang (o energía masculina) y el yin (o energía femenina), y del equilibrio entre ambas surge la armonía universal, física y mental.
El hombre es un microcosmos integrado en el macrocosmos universal y cósmico, y todo se rige por los mismos principios: “Lo que es arriba es abajo”.
En nuestros cuerpos físicos y sutiles existe una red energética por donde circula el Ki, formada por los chakras, los meridianos y los nadis. Mediante la acupuntura se actúa en este sistema energético para restablecer el equilibrio entre el yin y el yang.
El Chi, Prana o Ki es una sustancia energética omnipresente en el universo que tiene propiedades nutritivas, poseyendo también la conciencia de la reorganización celular, de forma que aporta a las estructuras atómicas y moleculares una tendencia hacia la reorganización y la armonía.
Si hay Ki, hay vida, por ello, cuando el cuerpo muere, el Ki lo abandona, cesa la vibración a nivel subatómico, produciéndose el caos y la descomposición física.
Desde hace miles de años, uno de los objetivos de la medicina china es lograr y mantener el equilibrio del Ki o Chi, y del yin y del yang, en todo el sistema para conservar la integridad energética del ser humano; pero lograr este objetivo que permite vivir con alegría, espontaneidad y autenticidad nos exige un continuo trabajo interior, ya que es un proceso cambiante que hay que mantener y que dura toda la vida; para ello existen diversas técnicas energéticas como el yoga, las artes marciales, la bioenergética occidental, que estudian la manipulación consciente de la Energía vital, de forma que mediante técnicas respiratorias, ejercicios precisos, masajes, visualizaciones y control mental y espiritual, pueden acumular y dirigir el Ki a cualquier parte del organismo y transmitir la energía en el tiempo y en el espacio.
En la Edad Media, Paracelso creía en una fuerza vital controlada por la imaginación, a la que llamó Arqueo, la cual podía producir efectos saludables o enfermizos.
En el siglo XVIII Mesmer le otorgó naturaleza magnética y decía que el individuo era el medio a través del cual se transmitía desde el cosmos la fuerza curativa, a la que llamó magnetismo animal; en el siglo XIX, Riechenbach la llamó fuerza ódica, y en la escuela del Este se denominó Bioplasma.
En el siglo XX, Wilhelm Reich, discípulo de Freud y precursor de la bioenergética occidental, la llamó orgón, y exponía que la carga de orgón de los tejidos y de las células de la sangre determina el grado de susceptibilidad a las infecciones y la disposición a la enfermedad, y que con la introducción de la energía orgónica desde el exterior (tal como hacemos en Reiki) se alivia al organismo de la carga de consumir el orgón de su propio cuerpo en la lucha contra la enfermedad.
Poco después, hacia 1940, un alumno de Reich , Alexander Lowen, se centró en los efectos de la energía en el cuerpo humano, estableciendo en sus estudios y técnicas que los procesos energéticos del ser humano condicionan lo que sucede en la mente, y también lo que sucede en el cuerpo, y que la energía de una persona determina su personalidad.
Así nació la Bioenergética occidental, que es una técnica para ayudar a los seres humanos a retomar contacto con nuestra Energía Vital innata, la cual permanece reprimida por los conflictos internos originando bloqueos energéticos que nos impiden manifestar nuestra propia personalidad e interactuar libremente con las personas de nuestro entorno, como los seres auténticos que somos, y así disfrutar de la vida recuperando nuestra naturaleza ordinaria de seres libres, hermosos y bellos.
La espiritualidad facilita la conexión, y ésta produce salud, que procede de esa sensación de conexión con una fuerza superior a nosotros, que nos colma y nos llena, haciéndonos sentir como parte del Universo, de forma que la pérdida de esa sensación de conexión con nuestra esencia espiritual y con las demás personas, los animales y la naturaleza nos produce un trastorno energético que posteriormente se convierte en un problema de salud; pero cuando una persona aumenta su energía (como en el Reiki), su espíritu crece, y cuando la energía de nuestros cuerpos (Energía Vital) está en contacto e interactúa con la energía del universo (Energía Universal) nos produce una sensación de plenitud y de vuelta a nuestros orígenes, que nos satisface, nos llena y nos nutre, aunque debido al estrés y al ritmo de la vida actual muchos de nosotros hemos perdido esta conexión, resultando entonces que nos sentimos aislados, enajenados, desconectados, infelices e insatisfechos y más predispuestos a la enfermedad.
Con el Reiki realizamos una aportación energética pura a nuestros cuerpos materiales e inmateriales, y este aumento de Energía Universal de amor produce en nuestra estructura energética un efecto principal sanador y un efecto secundario de expansión de la conciencia, ya que si nuestros cuerpos físicos y sutiles están sanos y desbloqueados, la energía circula libremente, la conciencia se expande y nuestra duda existencial disminuye, al aumentar y reforzarse nuestra sensación cósmica de conexión con lo superior y con Dios.
El campo energético universal no tiene un componente único, sino que está compuesto por una superestructura de puntos geométricos perfectamente organizados y otros elementos como puntos luminosos aislados y pulsantes, diferentes tramas de líneas energéticas, algo semejante a chispas aleatorias, y emite pulsaciones sincronizadas que pueden ser percibidas por los sentidos. Esta Energía Universal fue utilizada desde hace siglos por muchas civilizaciones para la sanación mediante la imposición de manos.
En Japón y China ya se conocían siglos antes de Cristo el masaje shiatsu y la acupuntura, en India y Tibet se practicaba el control del Prana dirigido a la sanación con el yoga en todas sus variantes y masaje. También en Egipto y en toda África existentes testimonios de que se utilizaba la curación mediante la imposición de manos.
El Reiki, al transferirnos la Energía Universal pura, contribuye a aumentar el Ki en nuestros cuerpos materiales e inmateriales, restableciendonos también el equilibrio entre el yin y el yang, y devolviéndonos con ello la sanación y la salud.
Extracto Artículo Publicado Por:
Reflexiones sobre la Energía Universal

Con el pasar de los años, el ser humano avanza hacia nuevos horizontes que nos plantea la evolución planetaria. Mucho se ha hablado de la Energía Universal en este último siglo y no precisamente porque no existiera esa energía en la antigüedad, ya que, en la antigüedad se citaba dicho concepto desde la parte más esotérica, provocando que ésta fuera tema tabú, convirtiéndose así, en uno de los miedos de la humanidad, por una parte, miedos por el control que yacía en ese tiempo, ya que, un sector estaba sumido en el miedo a perder el poder material que arrastraba a los seres a un abismo energético sin salida.

Hoy en día, ha trascendido todo ese concepto y ya no van a la hoguera las personas que se atreven a mencionar el nombre de Amor, Luz o Energía Universal. Hay que tener en cuenta, que la desinformación es un arma poderosa para todo aquel que la utiliza. En este momento actual, en el que la información está al alcance de quién lo desee y va de una manera muy rápida, todo sale a la luz más deprisa; con lo cual, para alguien que quiera expandir su verdad interior, tiene las herramientas posibles para compartirlas y si a alguien le resuena esa verdad, así la irá expandiendo, desde el respeto a los demás y hacia uno mismo.

Por este motivo estimado lector, en la actualidad y en los difíciles momentos que estamos viviendo, donde aparecen verdades sobre nuestro nuevo paradigma y además, la información se ve obligada a salir a la luz, sin que nadie pueda detener el proceso natural de evolución que estamos viviendo, así mismo tendremos en este planeta una mente tan amplia y tan limpia de prejuicios para poder entender y comprender el funcionamiento del alimento que nos sustenta a todos nosotros y lo que nos rodea como es la Energía Universal.

Desde este nuevo principio, empezaremos a conocernos, a comprendernos y aceptarnos a nosotros mismos, desde la atención en el aquí y en el ahora, en todo lo que está sucediendo y en todo lo que nosotros mismos estamos creando con nuestros actos a cada instante, nuestros pensamientos y nuestras emociones, provocando así las situaciones que se nos presentan a nuestro alrededor.

Partiendo desde esta auto-observación, veremos que uno de nuestros puntos débiles, o sea del punto débil de la humanidad son nuestras emociones alteradas, provocando que éstas no estén integradas.

¿Qué significa emociones no integradas?

Las emociones no integradas, son todas aquellas emociones que provocan una desarmonía en nuestro cuerpo mental, físico y en todo nuestro entorno. Estas emociones tienen un poder ilimitado dado que mueven una gran cantidad de energía en nuestro interior y en todo nuestro alrededor, creando así un micromundo, una vida tal y como la proyectan dichas emociones; si éstas están desarmonizadas, uno en si mismo, su vida y todo su entorno será un caos.

Si estamos atentos comprenderemos que todo es energía y que todo lo estamos provocando inconscientemente, dado que nadie quiere caos en su vida, por supuesto, pero son tan sutiles dichas energías provocadas por estas emociones que combinado con la mente (los pensamientos), le hacen creer a uno que eso, es lo que realmente quiere dado que quizás por un momento provocan un placer momentáneo, alimentando así experiencias donde nuestro Yo alterado al que llamamos Ego (Individualidad alterada), el cual éste es cambiante, porque tu verdadero Ser o verdadero Yo, va más allá de estas vivencias creadas desde la personalidad alterada que has ido adquiriendo a través de los años. Las experiencias cambian, tu personalidad se adapta, tu ego cambia.

Para que nos hagamos una idea, nuestro Ego es la herramienta fundamental para vivir en este plano físico, pero cuando está alterado, se rodea de pesadas capas o envolturas como si de una cebolla se tratara,  (etiquetas personales, emociones alteradas y todo tipo de miedos que en ocasiones no tienen sentido), que no nos permite ver con claridad nuestro Yo interior.

¿Qué quiere decir que dichas emociones alimentan este ego con un placer momentáneo?

El ego alterado, tan sólo quiere recompensas fáciles y rápidas, como puede ser que alguien te de una palmadita en la espalda (defecto de ego), o que alguien te diga, pobre de ti, qué vida más dura tienes (ego de víctima). Pero piénselo querido lector, ¿esto os solucionará las situaciones creadas por esa energía des-armonizada?

¡Esto le ayudará en un futuro próximo a reconducir su vida y saber cómo reconocer estos estadios de caos y cambios de dichas situaciones emocionales!

Podría decirles que No, porque tan sólo alimentará ese estado de caos y desarmonía en su interior que le irá consumiendo lentamente sin para su Energía Individual, esa energía que tenemos todos nosotros para vivir todas las experiencias en este plano físico, esa energía que mantiene nuestro sistema inmunológico en equilibrio y perfecto estado, para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, solo esa energía consiente puede cambiar nuestras vidas.

Hay que saber aceptar nuestra responsabilidad en todo, es decir, primero saber que nosotros somos los que tenemos el PODER de guiar y re-conducir esta energía discordante hacia el destino que nosotros queramos tener como sería el tener una energía armonizada para luego aceptar que tenemos la responsabilidad de nuestra vida y de nuestro entorno, ya que somos nosotros los conductores del vehículo energético que estamos llevando en este presente. Por ejemplo, es como los coches que van por una autovía; cada conductor es responsable del coche que lleva y de sus acompañantes, como de lo que pueda provocar en su entorno con los demás vehículos.

En la vida, nosotros mismos, es decir, nuestra energía individual y la energía universal que se nos ofrece para conducirnos por este medio, por este mundo físico, son vehículos que van por la autovía de la vida, por la cual hemos estado conduciendo “sin carnet” “sin guía aparente ni consciente” y con total desconocimiento del poder de nuestro coche; pero ahora, gracias a todos los progresos que hagamos, obtenemos la suficiente información para empezar a conducir de manera responsable y consciente por nuestro camino, ese nuevo destino que trazamos en cada respirar, en cada latir de nuestro corazón, en cada emoción que elegimos proyectar hacia nosotros mismos o hacia nuestro objetivo individual.

“Tú decides en cada momento, en cada instante cómo quieres sentirte. Tú fabricas tu propia felicidad. Tú tienes este Poder, tú eres la Energía y decides cómo proyectarla hacia ti mismo y hacia el entorno”.

La Energía Universal no tiene barreras de tiempo ni espacio, pues viaja de un lugar a otro para que nosotros como seres conscientes e inconscientes del “milagro de la vida”, podamos experimentar sin límites cualquier emoción.

Como podeis observar, en este mundo en el que vivimos, la Energía Universal NO JUZGA nuestras elecciones, dado que todo es Energía; es como el día a día, NO SE JUZGA, no juzga si es de día o si es de noche, tan sólo ES. Con la energía que decidimos experimentar y proyectar pasa los mismo, la energía ES; luego, dicha proyección, cuando se materializa en el plano físico es cuando nosotros la juzgamos, dado que se refleja en nuestros actos dicha energía, la que hemos dedicido proyectar en un solo INSTANTE; ya que, quizás, en el próximo instante, uno decida proyectar otra energía diferente; es decir, una persona puede cometer los actos más horribles que nuestros ojos hayan podido ver hacia una Ser vivo en concreto e instantes más tardes pueda ser la persona más elevada de conciencia que nadie puediera haber conocido jamás.

Hay que tener claro que la Energía está siempre en nuestras manos, a nuestro alcance; nosotros decidimos cómo proyectar esa energía y en qué momento la proyectamos, por ejemplo, una mano sirve para dar y para quitar, pero si no se juzga, sabremos que hay veces que somos de más ayuda quitando que dando y a la inversa. La cuestión es saber qué energía utilizas, cómo, cuándo, donde y por qué; por ese motivo, es muy importante, tener nuestra energía individual o ego en perfecto equilibrio y armonizada, para discenir en el momento de actuar.

Cuando todo se hace desde el Amor del Ser, de nuestra Esencia, el Amor desde la Energía Universal, no sólo la Energía Individual o Ego, verás cómo todo saldrá de manera armonizada para tu Ser.

El Amor desde el Ser es la máxima expresión de la Energía Universal hasta el momento conocido.

Todo es cuestión de momentos fugaces, de instantes, la energía se mueve de manera muy rápida y si nosotros nos observamos, veremos que tenemos muchísimas emociones y pensamientos en un solo instante, invisibles para nuestros ojos físicos pero perceptibles para nuestros sentidos.

La Energía no Juzga….tan sólo ACTÚA.

Con este preámbulo, damos inicio a nuestra explicación sobre la Energía Universal empleada a distancia para equilibrar y armonizar nuestros campos físico, emocional y energético, a fin de que el cambio interior personal y global, sea más rápido y efectivo para resolver nuestros bloqueos individuales y colectivos.

En esta terapia energética que denominaremos “Re-equilibrio energético” podemos aplicar todas las técnicas que existen en la humanidad para enviar Amor Individual y Colectivo a cualquier lugar del planeta y de forma retroactiva. ¿Por qué retroactiva? Porque la energía funciona como una gran espiral ascendente y descendente creando un constante movimiento armóníco, por este motivo, si yo envío Amor y Equilibrio a un lugar o ser vivo en el planeta, recibiré esta energía pero multiplicada, dado que viaja en espiral, haciendo que cada onda creada en cada dimensión, se expanda con más velocidad y potencia; por eso está ese dicho que dice:

“todo lo que haces, sientes o piensas, se te volverá multiplicado”.

2 comentarios sobre “Energia Universal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s